Asadero con nuestros y nuestras mayores en La Degollada

El ocio es un área muy importante y significativa en la sociedad y en la cultura.
Participar activamente en actividades como el asadero que hicimos con nuestros y nuestras mayores el pasado viernes en el merendero de La Degollada les beneficia en muchos aspectos como las relaciones con los iguales y la satisfacción personal, así como promover el autocuidado.

Además de participar en la actividad, se tiene en cuenta la importancia de hacerles partícipes de la preparación previa dándoles la oportunidad de decidir qué comida se va realizar (en este caso eligieron jamoncitos de pollo, sardinas y “picoteo”), qué herramientas y objetos son necesarios para desarrollar la actividad (pinzas, carbón, neveras…) o calcular el tiempo necesario para llegar al lugar y así, tener claro cómo se distribuirán las tareas y los tiempos.

En esta ocasión no solo disfrutaron de una estupenda comida, sino que también disfrutaron del baile y de tiempo para poder relacionarse entre ellos y ellas.

Para los profesionales, estas actividades también funcionan como una vía de escape psíquico, físico y emocional.

A través del ocio y el juego se mejoran y desarrollan destrezas físicas, cognitivas y sociales, lo que contribuye a una mejor calidad de vida y sensación de bienestar.

Es importante mantener un equilibrio entre las diferentes áreas ocupacionales y no relegar el ocio a un segundo plano, ya que independientemente de la edad, las barreras arquitectónicas o de la diversidad funcional, es posible realizar actividades tan satisfactorias como esta.

Proyectos financiados a través de la convocatoria de IRPF del Gobierno de Canarias.

#fundacioncanariafloraacoge #nosmantenemosactivos #acompañamientoamayoresensoledad #ociosaludable #personasmayores #calidaddevida #envejecimientoactivo